Sin lugar a dudas, el pequeño pueblo abandonado donde nos alojaremos, es el mejor sitio de toda Europa para fotografiar aves carroñeras.  Seremos sus únicos habitantes rodeados de buitres leonados, negros, alimoches y quebrantahuesos.

La zona del Pallars es la frontera que marca el comienzo de las cimas más elevadas del Pirineo, con picos de hasta 3000m. El pre-Pirineo, con menos altitud, es una región más  seca i soleada, donde un clima privilegiado recuerda su influencia mediterránea. Aquí la montaña muestra varias caras: páramos, bancales con muros de piedra seca, abruptos barrancos habitados por todo tipo de rapaces, bosques, de pino silvestre y pequeñas aldeas construidas con piedras y pizarras…

Impregnados de los aromas del tomillo y del romero, nos adentraremos en esta magnífica región con el fin de disfrutar de una pequeña aldea abandonada a 1300m de altitud. Nos instalaremos en una cómoda casa rural, en un entorno privilegiado, donde podremos contemplar a escasa distancia, todas las aves carroñeras de Europa: quebrantahuesos, buitres leonados, buitres negros y, de marzo a setiembre, alimoches.

El principal centro de interés de la región es el pueblo de Gerri de la Sal;

su nombre se debe a la presencia de una fuente de agua salada, agua que traspasa las capas de sal fósil del subsuelo para florar en el exterior. El agua del manantial se llevaba por unas canalizaciones  hechas de pino  a las tablas de salificación, para que más tarde, se realizara la evaporación de la sal. Esta actividad está documentada desde el siglo IX, pero actualmente solo se hace una pequeña producción artesanal.  El testimonio de su rico pasado son la Abadía (benedictina) del siglo XII, el puente románico del siglo XI, la ciudad medieval (un conjunto de  casas antiguas que dan a las estrechas calles forma de laberinto), la “casa de la sal” (donde se almacenaba la sal,) la torre de la prisión, y por supuesto, sus sistemas de distribución de agua salina y  producción de sal.

La gastronomía del Pallars es rica y variada: la región produce una gran variedad  de quesos,  embutidos, posee una huerta diversificadade  y unas razas ganado ovino y bovino autóctonas. La caza es abundante y los productos del cerdo se curan bien. También tenemos que mencionar a la típica Girella, realizada a base de carne de cordero y huevo.

Nuestros viajes en el Pallars Sobirà

Quebrantahuesos con Oriol Alamany

del 13 al 15 Abril
España
3 días
Andorra, España
6 días
España
6 días